Para los tiempos de excepción: AUDACIA 1

Ya estamos al principio, al principio de la nada. Hemos sido vendidos, sacrificados en el altar de lo que llaman “mercado”. España debería mudar el nombre por el de Bancaña. Ahora nosotros, nuestros hijos y hasta nuestros nietos tendrán que hacer frente a una deuda odiosa e ilegítima contraída por ladrones que visten caros trajes ...