Misión asturiana ve un “agravamiento” en la violación de derechos humanos en Colombia

– Bogotá / 

La XV Misión Asturiana de Verificación de los Derechos Humanos en Colombia aseguró este viernes en Bogotá que constató un “agravamiento” en la violación de los derechos humanos y responsabilizó al Estado de esta situación.

El grupo efectuó visitas a los departamentos de Nariño, fronterizo con Ecuador; Cauca (suroeste), Córdoba y Sucre, ambos en el norte, en donde verificó la situación de los derechos humanos en estas poblaciones.

“La delegación constató un agravamiento en la situación de los Derechos Humanos derivada del creciente tráfico de drogas, de la consiguiente reparamilitarización, de la impunidad y de la ausencia de inversión social del Estado”, aseguró la delegación en una rueda de prensa en que dio a conocer un informe preliminar de su visita.

Añadió que el agravamiento también se debe al “incumplimiento reiterado por el Gobierno de los acuerdos de La Habana (con las FARC), de la ruptura de los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de la estigmatización continua de la dirigencia social en Colombia”.

Las negociaciones con el ELN comenzaron en febrero de 2017 en Quito y en mayo del año pasado fueron trasladadas a La Habana, donde la última ronda de diálogos concluyó sin resultados tangibles el 3 de agosto, cuatro días antes de la posesión de Iván Duque como presidente de Colombia.

Los diálogos están en un punto muerto desde el atentado con coche bomba cometido por el ELN el 17 de enero contra una Escuela de Oficiales de la Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.

También destacó que “los ataques a la dirigencia social tienen el carácter de sistemáticos” y que estos ocurren en lugares con alta presencia de militares y que pese a que son investigados “quedan en su gran mayoría impunes”.

Esos ataques, dice el informe presentado en Bogotá, “tienen el propósito de eliminar opositores sociales de los proyectos extractivos y de inversión del capital internacional que solo buscan saquear los recursos de los territorios, la minería ilegal y del narcotráfico”.

En el departamento de Nariño, asegura el documento, el pueblo indígena Awá expresó su preocupación por la “matanza sistemática de sus líderes, por la presencia de tropas en instalaciones civiles como las escuelas y puestos de salud”.

El informe también asegura que, desde el comienzo del gobierno de Duque, el 7 de agosto del año pasado, “53 líderes indígenas han sido asesinados de manera impune y en todos los casos queda sin establecerse la autoría intelectual”.

Por último, la misión sostiene que “a partir de 2018 han resurgido los secuestros, las masacres y las torturas que habían parado a partir de los años 2012 a 2013”.

De otro lado, el europarlamentario de Izquierda Unida Javier Couso, que forma parte de la delegación, aseguró este viernes que el presidente colombiano, Iván Duque, tiene más interés en desestabilizar gobiernos vecinos, que en atender “la propia guerra” que vive el país contra los líderes sociales.

Aunque no lo mencionó directamente, Couso hizo referencia a la posición de Duque, un fuerte crítico y opositor al régimen del venezolano Nicolás Maduro al que no reconoce como presidente.

Colombia es uno de los centros de acopio de ayuda humanitaria donada por una coalición internacional para que sea enviada a Venezuela y aliviar así la crisis por falta de alimentos y medicinas.

DECLARACIÓN DE LA DELEGACIÓN ASTURIANA QUE LLEGÓ A COLOMBIA PREOCUPADA Y SE MARCHA ALARMADA CON LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS [+]

Leave a Reply

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.